jueves, 12 de marzo de 2009

Tu, Yo y Mi Soledad...


Me encontraba recostada en mi cama, de luz, solo la que me regalaba la luna, mi cuerpo semidesnudo aguardaba tu llegada, cerré mis ojos y te vi ahí al pie de la puerta, tu cara esbozaba una hermosa sonrisa que invitaba a intimar.
Te aproximaste a mi, tocaste mi rostro amorosamente y me regalaste un beso sensual y seductor, podía percibir el aroma de tus besos, la calidez de tu lengua jugando con la mía, fue un beso que me arranco un suspiro.
Tus manos tocaron sutilmente mis senos, y mi cuerpo empezó a sentir lo que es desearte, me despojaste freneticamente de mis pocas ropas y tu boca descubrió la miel de mi cuerpo.... me recorrías ansioso de reconocerme y yo solo dejaba que mi cuerpo experimentara cada una de esas sensaciones que amorosamente me regalabas.
Mi piel era un mapa por descubrir, tus manos y tu boca a la par jugaban a amarme y sin quererlo empecé a pronunciar tu nombre.
Bajaste poco a poco a mi sexo, nadie mas que tu sabía como tocarme, eres un experto en hacerme sentir, todo fue suave, sin prisa, permitías que todo fuera llegando poco a poco, sin egoísmos me amabas... y yo podía percibir la humedad que emanaba mi sexo, y la necesidad del cuerpo por tenerte... y estabas ahí dando tanto y pidiendo tan poco.
Sentía tanto que no quería permitirme terminar rápidamente, deseaba que ese momento se prolongara... pero mi cuerpo estaba ansioso de descubrir el climax de tu amor... por mas intentos de postergar... la culminación de todo se aproximaba sin remedio.
Cada caricia era un paso mas a lo esperado, y mientras yo cerraba a los ojos con fuerza, haciendo el intento de que ese momento se quedara tatuado en mi memoria.
No hablabas, solo actuabas y yo queriendo mas, rogándote que no pararas, hasta que llegó esa sensación de explosión a mi cuerpo y entre gemidos y caricias pronuncié tu nombre.
Abrí mis ojos, y me descubrí desnuda en mi cama, estaba sola, tu presencia se había esfumado de la nada... pero me quedé con la sensación de que habías sido tu... y cada noche al cerrar los ojos... aguardo nuevamente tu llegada.

Puede leerse algo fuerte eso que acabo de escribir, pero bueno, ya nada es tabú, y no es nuevo que la mujer experimente con su propio cuerpo, es muy natural hacerlo, disfrutar esos momentos de soledad y de intimidad, para una buena relación sexual, lo primero es descubrir tu cuerpo... saber lo que te gusta, para después compartirlo con alguien mas.
Besos y hasta la próxima.... 

4 comentarios:

Ruben Dario Zapata Rodriguez dijo...

Un gran escrito, jamas plasmado tan sensual y sutil, que pone de punta los cabellos, sencillamente espectacular, /clap, besos y abrazos

vidal dijo...

excelente post, describiste a la perfeccion ese momento tan intimo, desde ahora cuentas con un nuevo lector
saludos

MaRcE!!!! dijo...

opa meli, esta super elegante...

Dennis dijo...

Hola me llamo Dennis, tengo 26 años y soy del signo Virgo. Melissa, me encanto mucho el escrito sobre la intimidad personal, muy bueno, felicito tu manera de expresar esas experiencias que no siempre suelen ser personales por cierto. Bueno me despido cuidate y sigue escribiendo asi, sois muy buena.