viernes, 22 de mayo de 2009

Historia de Un Suicida


La noche era mas fría de lo acostumbrado, yo me encontraba en penumbras, solo en mi habitación, con la mente y el pensamiento en un solo objetivo.

La muerte acariciaba mi hombro, anunciando de una manera estrepitosa la llegada de mi partida, yo me encontraba atónito, mis manos temblaban, y yo, al pensar toda una vida, que era el ser mas valiente, esa noche, me sentía el mas vil de los cobardes, lloraba como un niño, pero la soledad, la tristeza, y todos esos sentimientos malos acumulados por tantos años me habían vuelto a mi parecer un ser asquerosamente repugnante.

Al caer la noche, y al recostarme en esa cama vacía y fría, recordaba una y otra vez la soledad en la que había estado sumergido durante tantos años, tal vez fui el culpable de mi soledad, pero la gente nunca entendió que me sentía tan vacio y desprotegido que lo único que necesitaba era AMOR.

Me consideraba un mal esposo y un pésimo padre, me sentía tan inútil que a lo único que recurrí fue perderme en los vicios, y hoy por hoy, me doy cuenta que fue el peor error de miles que he cometido… pero… ¿Qué mas podía hacer si me sentía tan abandonado?

Los problemas aquejaban mi hogar, la mujer que fue mi esposa se canso de seguirme el paso, así que tomó a nuestros hijos y decidió marcharse. Si, se cansó de mis humillaciones, de mis golpes, tantas veces desquité mi frustración en ella, que me quedé en la completa soledad.

No me canso de llorar, pareciera que quisiera desahogar el tanto dolor que estoy sintiendo, estoy aterrado, la oscuridad me da miedo, y creo que no encontraré la salida por ningún lado.

No quiero pensar mas, pero pienso en esos hijos que ahora están lejos, en aquella mujer, que algún día compartió su vida conmigo, y me embarga la tristeza y el arrepentimiento, ya no me alcanzó la vida para poder pagar mis tantos errores.

Lastimé a tantos, que al mismo tiempo dañé mi integridad, con cada palabra dicha, dejé una cicatriz en mi alma, Dios Mío que persona tan mas repugnante he sido.

Dios… ¿Quién es Dios?  Me he hecho tan escéptico en las cosas divinas que se que ni Él mismo podrá hacerme cambiar de parecer.

Tanto tiempo planee este momento, tantas veces lo dije, que la gente se cansó de mis mentiras pasajeras, pero esta noche, en que todo se ve mas oscuro que otras veces, he decidido poner fin a mi tanta desdicha.

Soy muy cobarde, pero el dolor que siento es aun mas fuerte de lo que había creído, mis manos frías aguardan el momento ansiosamente.

Cierro mis ojos, ya no quiero pensar ni recordar mas, quiero borrar mi pasado y mi futuro de una buena vez.

Tomé esa pistola entre mis mara, solo Dios sabe lo que tuve que hacer para poder conseguir ese objeto que sería el que me rescatara de este infierno que he estado viviendo a lo largo de muchos años. Una y otra vez ponía esa arma en mi cabeza, me arrepentía y lo quitaba, maldita sea, la cobardía sobrepasaba el deseo por ya no querer vivir.

Sin quererlo, suplicaba a Dios piedad, ese Dios que me tenía tan abandonado a mi suerte, ese que me dejó caer en lo mas bajo, ahora yo le suplicaba a ese mismo Dios piedad… pero tantas veces le pedí que ya no me quería sentir así, que pareciera que hiso caso omiso a mis peticiones, y llegué hasta este punto de querer morir.

Los problemas me agobian, y muy a mi pesar, esos problemas no cesan, y yo me encuentro cada vez mas agotado de luchar, se me acabaron las fuerzas de seguir viviendo, no hayo otro escape mas que terminar con esto.

Otro intento mas… el arma en mi cabeza suplica que apriete el gatillo, cierro los ojos y veo pasar mi vida en segundos, puedo recordar hasta el mas mínimo detalle de mi vida, mi niñez tan triste, mi adolescencia tan sombría, rodeado de malos amigos, mi adultez, por momentos llena de dicha, para después convertirse de nuevo en soledad. De adolecente mil veces imaginé este momento, pero jamás creí que llegara a ser tan capaz para llevarlo a cabo

Las lágrimas que corren por mi rostro me queman, mi alma esta tan desgarrada que ya suplica un descanso, y yo sigo mis instintos  y sin pensarlo una segunda vez aprieto el gatillo con fuerza.

La madrugada llega, mi cuerpo esta inerte, frío, la sangre está derramada por toda la cama… ¿Se darán cuenta acaso de que ya no existo? ¿Alguien se reprochara el no haberme ayudado? Tal vez muchos digan que fui un cobarde, pero para mi, fui valiente al hacerlo, tal vez hoy me encuentre aun entre penumbras, no puedo ver esa luz que contaban que se veía al morir, pero al menos, ya no siento el dolor que sentía.

Puede ser, lo mas seguro es que nadie tenga un grato recuerdo mío, pero yo me marcho de este mundo, sabiendo que con mi partida le hice bien a muchos.

 

Tal vez no llegamos a comprender el por que hay personas que se suicidan  y deciden terminar con su vida de esta manera, tal vez nunca llegaremos a entender por que pasan este tipo de cosas, pero hay gente que tiene acumuladas tantas cosas, que la única solución que encuentran es esta EL SUICIDIO.

Cuando yo era adolecente, muchas veces desee morir, pero yo era tan cobarde que solo le pedía a Dios que me llevara con Él por que no quería sufrir mas, hasta que un día, estuve a punto de morir, y es ahí cuando le tomé mas valor a la vida, o temor a la muerte como quieras verlo, pero hay personas, que tienen muchas oportunidades, pero entre el dolor, la depresión y tantas cosas no las ven.

Así que valora tu vida, siempre habrá soluciones, siempre habrá alguien que pueda ayudarte a salir de ese hoyo en el que estas sumergido, solo es cuestión de querer y desear vivir.

Cabe mencionar que nunca estamos conformes con nuestra vida, pero lo importante, es encontrarle sentido a nuestras vidas, y encontrar un motivo para vivir.

Créeme, Dios NUNCA te abandona, búscalo, y en Él encontraras la paz que tanto necesitas, él será quien sane tus heridas y quien te muestre el camino verdadero… y como dicen en Oceanica; ANIMO!!!  

3 comentarios:

ஜ★☆ AmOr - PciOsa ★☆ஜ dijo...

Si, soy la misma que viste y calza xD

soy esa pciosa jejeje xD

ஜ★☆ AmOr - PciOsa ★☆ஜ dijo...

Y con respecto al post, es verdad, cuando una persona esta tan sumergida en la tristeza que no ve mas alla de ella, pero siempre hay que tratar de mirar para enfrente porque la vida es maravillosa, si le encuentras su lado...

Unknown dijo...

Muy Buena Historia 😭👏💔