lunes, 8 de febrero de 2010

El Poder del Perdón


¿Alguna vez te he contado que suelo ser una mujer sumamente orgullosa y que por lo regular no suelo pedir disculpas aun sabiendo que la he "cagado"?
Bueno, sino, pues ya lo sabes y aunque día con día estoy intentando hacer cambios o mas que cambios, intento modificar partes de mi o de mi carácter que afectan no solo a mi sino a los demás y sin duda es una lucha constante, pero el deseo de querer hacerlo, ahí está vigente y quiero seguir haciéndolo.

Pero justamente ¿Ayer? Si creo que ayer por que ya es la 1:33 am, alguien me ha dado una gran lección, me abrió lo ojos y me hizo darme cuenta de que nunca es tarde para limar asperezas.

¿Te ha pasado que tienes diferencias con alguien... pasa el tiempo y las cosas van de mal en peor? Pues así me ocurría con esta personita, cada día que transcurría la distancia no física, sino emocional era mas y mas grande, pero esta noche de ayer, mientras estaba recostada en la cama de mi madre, entró, me abrazó y derramó unas lágrimas muy sinceras.... yo solo atiné en preguntar ¿Qué pasa? Hablamos tanto que el tiempo se pasó volando y nos pedimos disculpas mutuamente.

Que sabio es ese dicho que pregona; "HABLANDO SE ENTIENDE LA GENTE" se que hay ocasiones en que es difícil dar el primer paso.... pero cuando lo das... los demás son mas sencillos.
Cuando perdonas te sientes ¡Libre! ¿Por qué no comienzas por desear sentir esa libertad? Todo a su tiempo claro está, todos tenemos nuestro tiempo, en que se llegan cambios a nuestras vidas... Espero que a ti te ocurra pronto o cuando tu lo desees.

Habla, nunca te quedes con nada guardado, por que se van formando marañas que luego son muy difíciles de desembarañar.... tiempo al tiempo.... pero piensa en esto; El tiempo a veces es muy escaso... entonces a ¡APROVECHARLO!

Que tengas un excelente inicio de semana, te mando miles de besos, abrazos y todas esas cosas buenas que tanto te mereces.

3 comentarios:

!ván dijo...

Tienes toda la razon! Saber perdonar es lo mejor para nuestros corazones,asi no se guardan los rencores que nos puedan hacer daño, son cosas sencillas, palabras simples que salen del corazón como ofrecer disculpas y perdonar.También es sano perdonarse a si mismos,no lo crees?
Gracias me gusto tu entrada, un beso!

Amorphis dijo...

En efecto, pedir perdón no es humillarse o tragarse el orgullo, en muchas ocasiones es algo muy revelador y realmente gratificante, buena lección sin duda.

Saludos

ANYELYT.. dijo...

Efectivamente llegamos a confundir que un perdón no te humilla y te podria dar mucho más buen post.
SALUDOS niña.