miércoles, 19 de agosto de 2009

La Magia... ¿Del Mago Frank?


En una noche como cualquiera, buscaba sin saber exactamente que, sin tener la remota idea de que era lo que encontraría, en ese extraño lugar sin forma, donde todo era confuso… ahí estabas tú, con tu mágica sonrisa , tus ojos tan trasparentes y tu alma tan hermosa que me cautivó.

Esa misma noche cualquiera, en que dejaría de ser cualquiera para convertirse en nuestra noche, pude descubrir que lo que inconcientemente buscaba era esa magia que tiene tu presencia, ese complemento que le hacía falta a mi vida para sentirme plena.

Aun sin verte, solo escuchando tu voz entre murmullos, entre penumbras ahí estabas tú, tan intangible y a veces tan irreal, tan lejano pero tan cercano, esa distancia se acortaba al pensarte, al imaginarte a lado mío.

Aprendí de ti a permitirme sentir, a redescubrir el amor en tus palabras calladas, aprendí a amar a quien no se toca, a imaginar tu olor y soñar con perderme en tu cuerpo.

El tiempo al tiempo, la paciencia apremia, te vi ahí, en una noche que ya no era cualquiera, una noche de otoño en la que sería el comienzo de una historia que aun no termina.

4 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

uiiiii
Melissa está enamorada?...
si?...

DIANA dijo...

Que bonito escrito!

lleno de recuerdos y de inspiración, que espero te duren por toda la vida con el ser que amas =)

Besos!

Diana

Victor Tenorio dijo...

Hola mi amor.. Gracias por este post, sabes que para mi eres todo en mi vida y agradezco a Dios el haberte puesto en mi camino

Te amo demasiado, no importan los malos ratos ni las dificultades... tu amor me alienta a seguir adelante

Melissa Stephens dijo...

Malquerida:

Siiii!! Estoy así bien enamorada de mi Negro =D y sobre todo feliz.

Diana:

Yo también deseo que esto perdure, apenas van 4 años de matrimonio, yo espero llegar a viejita a lado de ese hombre que me ha robado el sueño y que ha pintado mi vida de tantas tonalidades... Ahhh el Amor!! =P

Amor:

Mi Negro!!! Yo también Te Amo, me gusta cada vez que vienes aquí y me dejas tus mensajes. Gracias por ser mi cómplice,por apoyarme y por ser ese hombre extraordinario que eres.